miércoles, 2 de agosto de 2017

El chupinazo


Ya han pasado unos días desde que acabaron las fiestas de Tudela y una semana desde que fui la afortunada de tirar el cohete del inicio de las fiestas tudelanas.

Fue un momento de mucha emoción y alegría. Sinceramente, cualquiera no tiene esa oportunidad de ver a tu gente desde el balcón de la casa del reloj en una Plaza Nueva en la que se congregaron miles de tudelan@s y foráneos esperando ese momento en el que se da inicio a siete días de fiesta tras ese chupinazo. Mis palabras fueron de agradecimiento, como no podía ser menos. Con nuestros pañuelicos en alto cantamos esos vivas por nuestra Navarra nuestra querida Tudela y, por supuesto, por nuestra patrona Santa Ana, momento tras el cual prendí la mecha del cohete anunciador del inicio de estas Fiestas de Santa Ana 2017.

Por fin he podido disfrutar esta fiestas como hacía años que no lo hacía, ya que todos los años, por unos u otros campeonatos, no había podido estar o disfrutarlas como habría deseado. Ni más ni menos, hace un año estaba preparando las maletas para los Juegos Olímpicos de Rio, de los que ¡ya han pasado casi un año! y parece que fue ayer ... Los nervios estaban a flor de piel... emociones... alegrías... por una competición, pero son sensaciones que he vuelto a tener este año gracias al lanzamiento del Chupinazo.

En la mente quedarán esos bonitos recuerdos, que siempre permanecerán, pero que espero volver a tener dentro de tres años cuando intente la misma gesta para acudir a Tokio 2020, donde mi mente ya tiene objetivo a largo plazo. Si fui capaz de ir a los Juegos Olímpicos una vez, ¿por qué no podría ser capaz de disputar los siguientes juegos? Desde enero ese será mi objetivo final, Tokio 2020.

Ahora sigo mi otra maratón hasta que nazca Blanca, mi ilusión y mi alegría, que vendrá en unos meses. Ya os comentaba en anteriores entradas el tiempo de embarazo en que estaba. Ahora, estando ya de 6 meses, sólo me queda superar el último trimestre. Utilizando mi inevitable jerga maratoniana: ¡acabo de pasar por el km 30...!

Ya tengo ganas de verle la carita, sus manitas y piernas y de disfrutar de ella, pero también tengo ganas de recuperarme y volver a calzarme las zapatillas para empezar a correr. Será el momento de marcarme objetivos cercanos en los que pueda ir mejorando y volver a ser la misma que lo dejó aparcado hace unos meses. Tocará en ese momento tener paciencia e ir despacio y paso a paso.

La actividad física que llevo actualmente no es otra que de mantenimiento, tratando de caminar alrededor de una hora al día escuchando mi cuerpo, sin forzarlo, y cuidándome la alimentación para no coger demasiados kilos innecesarios. Además, acompaño a mi grupo de entrenos en las inmersiones de pierna que hacen en el Río Duero para recuperar las piernas y refrescarnos de este calor un poco agobiante.

Mientras tanto, mi grupo de entrenamiento Estela&Edurne Running Team va viento en popa, creciendo en número y en afinidad. Están los chic@s motivados en no parar de correr y en preparar sus pequeños o grandes objetivos que les harán superarse día a día. Eso a mí me hace sentirme bien, viéndolos cómo mejoran y cómo crecemos casi como una familia con esa sonrisa que, haya lo que haya de entreno, ¡lo hacen con ganas! ¡Eso sí que es atletismo!

Os deseo que vaya bien el verano y vuestras competiciones. ¡Arriba con los objetivos que os propongáis! Yo seguiré inmersa en mi maratón, la maratón de 9 meses más larga de mi carrera deportiva!


Foto: Blanca Aldanondo
Foto: Diario de Navarra


3 comentarios: